fbpx

Login

Sign Up

After creating an account, you'll be able to track your payment status, track the confirmation and you can also rate the tour after you finished the tour.
Username*
Password*
Confirm Password*
First Name*
Last Name*
Email*
Phone*
Country*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.

Already a member?

Login

Login

Sign Up

After creating an account, you'll be able to track your payment status, track the confirmation and you can also rate the tour after you finished the tour.
Username*
Password*
Confirm Password*
First Name*
Last Name*
Email*
Phone*
Country*
* Creating an account means you're okay with our Terms of Service and Privacy Statement.

Already a member?

Login

Qué ver en Moaña: arte, rutas, playas gastronomía y mucho más

Existe mucho que ver en Moaña. Esta preciosa localidad se sitúa al norte de la Ría de Vigo, en Pontevedra, junto a otros municipios enclavados geográficamente en la Península do Morrazo, y en ocasiones puede verse eclipsada en las guías de viaje por otras poblaciones como las Islas Cíes, Cangas de Morrazo o la propia ciudad de Vigo. Sin embargo, Moaña está considerada como uno de los lugares más atractivos para el turismo de Galicia, ya que se caracteriza por poseer un importante patrimonio cultural, hermosas playas de arena fina y una amplia oferta de ocio repleta de lugares donde comer y donde dormir.

Si deseas conocer todos los secretos por descubrir en este pequeño rincón de las Rías Baixas, te presentamos a continuación un breve resumen, en su contexto, de todo lo que hay que ver en Moaña.

¿Qué ver en Moaña? Huellas de una historia milenaria

 Moaña: qué ver. Descubre todo lo que te espera en Moaña
Sendero forestal del río Fraga, en Moaña. Esta ruta recorre un total de 30 viejos molinos de agua, muchos de ellos en ruinas Créditos de la imagen: Contando Estrelas (CC BY-SA 2.0)

Al igual que el resto de la Comarca do Morrazo, en la provincia de Pontevedra, Moaña ha sido un importante lugar de tránsito y asentamiento humano durante el transcurso de la historia. La huella de la actividad de estas antiguas civilizaciones deja como legado un buen número de lugares de gran interés turístico.

A lo largo y ancho de las diferentes parroquias que hay que ver en Moaña encontramos numerosos vestigios de lo que, desde tiempos inmemoriales, la historia de la comarca ha sido. Son significativos en estas tierras los petroglifos que hallamos en Montealegre, a Borna, As Cidades, Pozo Garrido, A Escada y Os Remedios. Estos grabados en piedra, reliquias de la cultura y el arte prehistórico, están presentes en muchas de las rutas de senderismo que Moaña plantea al viajero.

Particularmente interesante en la parroquia de San Pedro de Domaio es la Ruta de Senderismo del Río Fraga – Monte Faro, que acompaña el cauce de dicho río, durante unos seis kilómetros, hasta llegar al célebre Dolmen da Chan da Arquiña y la Torre de Meira. El dolmen, también llamado mámoa o medoña, es un monumento funerario levantado hace más de cinco mil años. Este megalito es uno de los hitos más emblemáticos que ver en Pontevedra, presumiendo de un estado de conservación excepcional si se considera su gran antigüedad. Consta de una cámara poligonal que está formada por 11 piedras verticales y un acceso limitado también por rocas, en el entorno de una arboleda especialmente vistosa en los meses de otoño. Durante su excavación se encontró,

Dolmen da Chan da Arquiña en Moaña
Dolmen da Chan da Arquiña. Créditos de la imagen: José Antonio Gil Martínez (CC BY-SA 2.0)

además, un ajuar compuesto de herramientas y útiles de piedra y fragmentos de cerámica. Aunque no está indicado cómo llegar, ascendiendo un poco más por esta ruta se llega al punto más alto de la Sierra do Morrazo, el Monte Faro de Domaio, con 624 m de altitud, desde donde pueden apreciarse algunas de las mejores vistas de la ría y las Islas Cíes, quizás solo superadas por las que ofrece el Mirador de A Fraga.

Monte Faro no es el único punto que alberga evidencias de asentamientos de edades remotas. También podremos seguir el rastro de la cultura castreña y la romanización de la región. Hay una generosa cantidad de estos restos arqueológicos que ver en Moaña, como O Castro, en la parroquia de San Martiño y los Castros de Montealegre en la parroquia de Domaio. Ruinas que se remontan desde la Edad de Bronce hasta nuestra era actual, en la que numerosas y diferentes culturas y pueblos establecieron sus poblaciones a lo largo de la historia en lo que hoy conocemos como el término municipal de Moaña.

 

Moaña en la Edad Media y en la Edad Moderna

Qué ver en Pontevedra: Moaña
Moaña, Galicia. Créditos de la imagen: Alejandro Valderrama Cardenas (CC BY-SA 2.0)

El municipio de Moaña está situado en la Península do Morrazo, que separa la Ría de Vigo de la de Ría de Pontevedra. Esta particular situación en el mapa tiene mucho que ver en Moaña con su historia y los cambios de configuración territorial que ha sufrido durante las diferentes épocas, variando constantemente hasta ya entrada la segunda mitad del siglo XX.

Moaña estuvo durante muchos siglos subordinada a otras parroquias y concellos. En la Edad Media estuvo bajo la jurisdicción de Iria Flavia y Santiago de Compostela. Fue una etapa especialmente convulsa, con continuos ataques normandos que provocaban radicales pérdidas de población en toda la península. A partir de la baja Edad Media se refuerzan las defensas en la costa y se favorece así una pequeña explosión demográfica que coincide con la construcción de simbólicos templos cristianos, como la Iglesia de San Martiño, del siglo XII, con su característica planta de cruz latina, o la de San Xoán de Tirán, de la primera mitad del siglo XIII, dos de los ejemplos de arquitectura románica más importantes de la zona, así como la posterior Iglesia de Santa Eulalia se encuadra en el prototipo barroco.

Los grandes propietarios en la Alta y Baja Edad Media eran familias nobles cuyo poder se extendió hasta bien entrada la Edad Moderna. Tras el descubrimiento de América, toda la comarca y sus puertos toman especial relevancia en el transporte de oro y otras riquezas del Nuevo Mundo a manos de los conquistadores y comerciantes. Es así como, en el siglo XVII, se introduce el cultivo de maíz en la región, pasando casi toda la tierra de labranza a producir este cereal y salpicando el paisaje de los típicos molinos de agua que podemos observar aún a día de hoy, en ocasiones reconstruidos, en lugares como en la Cascada de A Poza da Moura.

Puente de Rande en Moaña
El Puente de Rande une los municipios de Redondela y Moaña.

La Playa de Rande fue testigo en Octubre de 1702 de una importante batalla entre la marina inglesa y holandesa y las tropas francoespañolas en el marco de la Guerra de Sucesión. La también conocida como Batalla de Vigo y sobre la que tanto se ha escrito se saldó con derrota española y la pérdida de gran cantidad de tesoros. A día de hoy, una de las más divertidas ofertas de inspiración cultural que ver en Moaña son las recreaciones que eventualmente conmemoran la batalla, organizadas entre el pueblo de Moaña y el pueblo de Redondela. Una trabajada escenificación con actores ataviados con ropas de la época y el Puente de Rande de fondo, como símbolo de nuestra Edad Contemporánea, quién sabe si guardando aún preciados galeones de oro dentro de algún barco hundido.

 

Moaña en la actualidad: el mar como eje

Domaio, foto del litoral de la parroquia de Domaio, en Moaña;
Litoral de la parroquia de Domaio, Moaña; al fondo la ciudad de Vigo. Créditos de la imagen: alexvc26 (CC BY-SA 2.0)

En el siglo XIX, todo lo que tiene que ver en Moaña con las parroquias y su administración experimenta un cambio radical. Meira, Moaña y Domaio se encontraban bajo el mando de Cangas do Morrazo, pero en 1836 se crea el Ayuntamiento de Meira y en 1874 se cambia la capitalidad y el nombre a lo que hoy conocemos como el Ayuntamiento de Moaña, al que ya en 1955 se incorporaría la parroquia de la Virgen del Carmen. Con la construcción de los diferentes puertos y carreteras, durante el siglo XX Moaña experimenta una explosión económica, girando constantemente en torno al mar. Junto con una pequeña explotación agrícola y ganadera minifundista, la industria principal siempre ha sido la pesca y los derivados de la misma.

Los movimientos sociales han sido una de las señas de identidad de la región durante las últimas décadas, a consecuencia, en gran medida, del continuo crecimiento de la industria naval y pesquera. Asociaciones sindicales como la CNT consiguieron tener una presencia muy significativa. Testigo de ello es el edificio que sirvió durante la Segunda República española como sede de dicho sindicato, y hoy utilizado como residencia para personas mayores.

El sector del turismo se ve muy impulsado en la segunda mitad del siglo XX. Comienzan a explotarse los recursos en este campo aprovechando el atractivo de toda la zona. Empiezan a construirse complejos turísticos como el de A Fraga, el campo de golf de Domaio – en el que se desarrollan tipo de actividades y deportes – y hasta tres puertos deportivos. Se pone especial atención al cuidado de las playas y la bandera azul le es concedida a la Praia do Con y a la de A Xunqueira (bandera azul, ésta última, que perdería unos años después).

Moaña: 'O Fisgón' o Neptuno
Escultura O Fisgón, Moaña. Créditos de la imagen: Bicicleando (CC BY-SA 2.0)

También se potencia la hostelería y el turismo rural. Lo que eran en un inicio casas particulares, algunas abandonadas, se reinventan en casas rurales. Moaña cuenta en la actualidad con decenas de estos alojamientos rurales en las guías y su oferta es cada vez más amplia y de mayor calidad.

Desde el año 2009 se alza, desafiante, la escultura O Fisgón. Un sentido homenaje al mar y una de las obras más modernas que ver en Moaña. O Fisgón – o Neptuno, como se le conoce popularmente – preside el espigón que se encuentra frente al Paseo Marítimo de Moaña y se convierte desde su inauguración en una parada obligatoria para todas las visitas guiadas por los pueblos del Morrazo. Toda una muestra de cultura y arte al aire libre que resume la relación de esta localidad con el océano.

 

Las mejores playas que ver en Moaña

 Playa Xunqueira: una de las mejores playas de Moaña.

Playa y jardín de A Xunqueira. Créditos de la imagen: Bicicleando (CC BY-SA 2.0)

Las playas de Moaña, en Pontevedra, se extienden por todo el litoral sur del municipio. Desde el Puente de Rande hasta los confines de Cangas do Morrazo se abren un sinfín de playas, estrechas y abiertas en los extremos y amplias en la parte central del pueblo. Bañadas por las aguas de la Ría de Vigo, son playas frescas y las condiciones del mar suelen ser tranquilas, ideales para la cría del mejillón y otros bivalvos.

Las playas más importantes que ver en Moaña son, quizás, la Playa da Xunqueira y Playa de Meira. Vecinas entre sí, son dos amplios arenales que conforman una playa urbana y que quedan cubiertos cuando la marea es alta. Están ambas rodeadas de árboles y parques, con varios restaurantes cerca de la playa, cuentan con todos los servicios e instalaciones deportivas y se accede de forma muy fácil, ofreciendo aparcamiento. Sin duda, un buen plan para un día de playa en Moaña.

En todo el litoral se van alternando pequeñas playitas y calas y playas con anchos arenales. Entre las primeras, podemos encontrarnos con la Playa do Niño Corvo, en Tirán, Playa do Porto, en Domaio y cerca del puerto deportivo se sitúa la Playa do Muelle. También la pequeña Playa O Con, con bandera azul y totalmente equipada.

En el segundo grupo se hallan playas más extensas como la Playa do Canabal, muy tranquila, la Playa da Borna, con una parte nudista y cuya extensión se disputan desde hace años las parroquias de Meira y Domaio o la Playa de San Bartolomeu, donde suelen encontrarse un gran número de mariscadores.

Aunque esto es tan solo un resumen de algunos de los mejores rincones donde darse un baño y pasear por la arena, pequeños paraísos que hay que ver en Moaña, te invitamos a descubrir muchos más. Algunos se ocultan entre rocas, faros y lugares de difícil acceso. Con tanta variedad y belleza, pocas cosas en Moaña son más placenteras que visitar sus playas.

 

Cómo ver todo lo que hay que ver en Moaña

Lugares que hay que ver en Moaña
Vista general de Moaña, Pontevedra, Galicia.

La mejor forma de conocer el municipio y no perder detalle de lo que hay que ver en Moaña es, como en otras zonas vecinas, animándonos a dar un paseo recorriendo las diferentes rutas de senderismo que discurren por todos los lugares de interés de la comarca del Morrazo. A la hora de planear tu viaje entre las ofertas que encuentres es posible que prefieras pasar más de un día para descubrir todos los secretos de las diferentes parroquias y pequeños pueblos. Y es que, además de aconsejarte ver Moaña de cerca, has de saber que también hay mucho que ver cerca de Moaña.

Los hoteles de Moaña y sus casas rurales ofrecen al viajero todo un abanico de posibilidades de alojamiento para hacer noche en el pueblo y sus alrededores. Además, Moaña forma parte del área metropolitana de Vigo, por lo que las comunicaciones con el centro de la ciudad y el resto de servicios quedan garantizados.

Respecto al turismo gastronómico en Moaña, los restaurantes de Moaña y las poblaciones vecinas nos brindan una oferta que se adapta a todos los bolsillos y satisface a los paladares más exigentes. Producto fresco y natural directo de la ría, mariscos, carnes gallegas y los mejores vinos de la zona se dan encuentro en un amplio espectro de locales de restauración, formando parte tanto de los menús más clásicos como de las propuestas más vanguardistas.

Procesión de las Fiestas de la Virgen del Carmen en Moaña
Procesión de las Fiestas de la Virgen del Carmen en Moaña

Si quieres visitar la localidad los días que se celebran sus fiestas patronales, las festividades oficiales del municipio son las Fiestas de la Virgen del Carmen y las de San Martiño, que se conmemoran el 16 de Julio y el 11 de Noviembre, respectivamente. Se realizan en honor a la Virgen de los marineros todo tipo de celebraciones tanto religiosas como seglares, incluyendo en ocasiones procesiones marítimas.

Además de las fiestas del Carmen y San Martiño, en Moaña celebran las diferentes fiestas de cada parroquia, al igual que en otros muchos municipios de Galicia. Cabe destacar la Romería de San Lorenzo y Santa Bárbara, del 10 al 12 de Agosto en la parroquia de Domaio y el particular carnaval gallego, conocido como O Entroido, que se celebra siempre una semana después del tradicional y en el que los viajeros se verán sorprendidos formando parte de un festival desbordante de alegría, música y vida nocturna.

Para conservar las fiestas y no perder el contacto con las tradiciones de estas tierras, las asociaciones culturales juegan un papel muy relevante. Con una enorme dedicación, generalmente altruista, estas asociaciones culturales protegen la cultura gallega. El notorio Festival Intercéltico, que se celebra desde hace ya más de 35 años, tuvo su origen precisamente en agrupaciones de este tipo y es a día de hoy uno de los festivales de música folk más importantes del mundo.

Por último, si deseas obtener más información, ver todos los eventos que van a celebrarse o simplemente conocer algo más sobre todo lo que Moaña tiene para ofrecerte, puedes acercarte en todo momento al punto de información turística situado en la Sala de Exposiciones Amalia Rodríguez, en la explanada de A Xunqueira.

 

Descúbrela: Hay mucho que ver en Moaña

Playa a Borna en Moaña, Galicia

Moaña es acogedora y marinera, alegre, llena de historia y presente, de naturaleza y cultura. Aunque no suela aparecer entre los destinos más solicitados por los turistas, hay mucho que experimentar, mucho que admirar y mucho que ver en Moaña. Aquí te esperamos, tranquilos, junto a la Ría.

Queremos verte en Moaña.

Atención al cliente

Estaremos encantados de atenderte.

(+34) 986 320 048

info@piratasdenabia.com

Nuestras excursiones

isla-san-simon

Barco a San Simón

Isla de Sálvora

Isla de Sálvora

ruta-mejillon

Ruta del Mejillón

isla-de-ons

Barco a Isla de Ons

islas-cies

Barco a Islas Cíes