Menú
Historia de las Islas Cíes

Las Islas Cíes tienen muchos siglos de antigüedad. Han sido territorio de paso desde el Paleolítico y su presencia humana se data en torno al año 3500 a.C., si bien el primer asentamiento se fija en la Edad de Bronce (entre el 500 y el 100 a.C.) como confirman los que se han encontrado en As Hortas, un castro situado en la ladera del Monte Faro.

Las Islas Cíes: desde los romanos hasta nuestros días

Por este archipiélago han pasado los romanos, que dejaron bastantes vestigios (orfebrería, ánforas, cerámica y diversos útiles), expuestos en el Museo Provincial de Pontevedra, así como escritos de Estrabón o Plinio. Rebautizadas como islas de los dioses, la leyenda sitúa aquí a Julio César en su persecución de los pueblos Herminiios, de Portugal, que tuvieron que navegar hasta Cíes en su huida de las tropas del Imperio.

Islas Cíes

En el s. V fueron los suevos quienes las atacaron con dureza, pero de su crueldad no quedan huellas. Durante la Edad Media las Islas Cíes estuvieron habitadas por distintas comunidades religiosas. En el s. XI se asentaron los benedictinos, que las abandonaron para volver a finales del s. XIII. Y en el s. XIV los franciscanos. De esta ocupación quedan los conventos de San Estevo (en la Isla do Faro) y San Martiño; así como una fábrica de salazón, en cuyas ruinas está el restaurante. Estos monjes, que mantuvieron un régimen feudal con los isleños, estaban continuamente escapando de los ataques normandos a la Ría de Vigo. Los piratas tunecinos, turcos y -sobre todo- la armada inglesa comandada por Sir Francis Drake acabaron por expulsar a los habitantes, que comenzaron a abandonar el archipiélago a mediados del s. XVIII.

A principios del s. XIX comenzó la repoblación de las Islas Cíes, primero con una estrategia de fortificación (creación de un almacén de artillería, un cuartel de carabineros y una cárcel), y luego con la llegada de ganaderos y pescadores procedentes de la vecina comarca de O Morrazo; además, a mediados de siglo se construyó el faro en la Isla do Medio. Fue en los años 1960 cuando se despoblaron de forma definitiva. No obstante, una década más tarde comenzaron a ser utilizadas por jóvenes de la Ría de Vigo como lugar de descanso… y de libertad; buscaban sol, naturaleza y mar, pero ansiaban alejarse de la vigilancia social y familiar (eran tiempos de la acampada libre).

Vista del Faro Islas Cíes Recientemente, la masificación y la importante actividad industrial en la Ría de Vigo (o los emisarios submarinos evacuando aguas) derivaron en una rápida degradación medioambiental. Las Islas Cíes atestiguan el hundimiento de varios pesqueros, como el Ave do Mar (en 1956), el Marbel (1978) o el François Vieljeux, un año más tarde; y ya en este siglo se vieron afectadas por la marea negra que provocó por el petrolero Prestige, encallado frente a la Costa da Morte.

Para evitar en la medida de lo posible estas agresiones se han adoptado varias medidas de protección. Así, en 1980 las Islas Cíes fueron declaradas Parque Natural, en 1984 pasaron a ser propiedad de la Xunta de Galicia, en 1988 se demarcaron como ZEPA [Zona de Especial Protección para las Aves] y el 1 de julio de 2002 se integraron dentro el Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Illas Atlánticas de Galicia. También se le añadieron otras figuras de protección, como Zona de Especial Protección de los Valores Naturales (en 2004) y Zona OSPAR (en 2008).

Faro Islas Cíes En la actualidad, y debido a las restricciones establecidas por el Parque Nacional, sólo están ocupadas por el camping, el restaurante y los servicios propios del Parque. Además, el acceso está restringido y únicamente pueden visitar Islas Cíes (en barco particular o de una naviera) un máximo de 2.200 pax/día.


Restos arqueológicos en las Islas Cíes

En las Islas Cíes se han encontrado restos que corresponden al Paleolítico (bifaz y pico raspador para el marisqueo) y Neolítico (molinos de mano y pieza decorativa). En el castro de As Hortas -que pertenece a la Edad de Bronce- se distinguen cuatro viviendas de base cuadrangular, y en él se han encontrado ánforas, cerámica y orfebrería, que evidencian la posterior romanización. De la Edad Media son el eremitorio de la Illa de San Martiño y convento de Santo Estevo (en la Illa do Faro), actual sede del Centro de Interpretación, y donde se localizaron varias tumbas antropomorfas. Por último, los fondos de las Islas Cíes también esconden tesoros, como anclas de época prehistórica, galeones de la Edad Moderna, submarinos nazis de la II Guerra Mundial o barcos naufragados en las últimas décadas.


Patrimonio en las Islas Cíes

En cuanto a patrimonio arquitectónico se refiere, en las Islas Cíes encontramos las casas de los antiguos pobladores, restos de salazoneras e instalaciones que se realizaron para la fortificación de la costa. También tiene 4 faros que señalizan la entrada a la ría de Vigo: el Faro de Cíes (1852) y los faros do Peitodo Príncipe y dos Bicos, todos del s. XX. Además, el archipiélago cuenta con una capilla dedicada a la Virgen del Carmen (1963) y un pequeño altar, en la isla de San Martiño (1930).


Ver horarios y tarifas: Islas Cíes

Venta de billetes online: Islas Cíes

Información

Tel. 986 320 048

Taquilla de Vigo
Estación Marítima de Vigo
c/ Cánovas del Castillo, s/n
36201 Vigo
Tel. 986 320 048

Horario de invierno:
de 9:00h a 20:00h

Horario de verano:
de 8:30h a 22:00h

---

Taquilla de Cangas
Consultar horarios en 986 320 048
Taquilla 3 (situada detrás de la cafetería de la estación marítima)
Cangas
Tel. 676 079 387

---

Taquilla de Bueu
Consultar horarios en 986 320 048
Muelle pesquero
Avda. Montero Ríos, s/n
36930 Bueu
Tel. 676 079 401

---

Taquilla de Baiona
Consultar horarios en 986 320 048
Estación Marítima
Tel. 638 680 768

---

Taquilla de Portonovo
Consultar horarios en 986 320 048
Muelle de pasaje
Puerto de Portonovo
Tel. 638 582 816

Volver