Conocemos popularmente como Rías Baixas a la zona comprendida entre el cabo de Finisterre, en la provincia de A Coruña, y la frontera con Portugal, en la provincia de Pontevedra. En definitiva, las Rías Baixas abarcan la costa oeste de A Coruña y toda la costa de Pontevedra. Algo más de 300 kilómetros de costas que, como su propio nombre indica, cuentan con varias rías en su recorrido.

Las principales rías que componen esta zona gallega son, de norte a sur, la ría de Corcubión, la ría de Muros y Noia, la ría de Arousa, la ría de Aldán, la ría de Pontevedra y la ría de Vigo. Todas ellas de un tamaño superior a la mayoría de rías de Galicia.

Las Rías Baixas ofrecen un amplio abanico de posibilidades y se adaptan a todo tipo de visitantes de modo que todos quedan satisfechos. Turismo de costa, turismo gastronómico, visitas culturales, contacto con la naturaleza, deportes acuáticos… todo tiene cabida en las Rías Baixas.

Los tonos azules del océano Atlántico se mezclan con los colores verdes tan característicos de Galicia creando un ambiente único lleno de paz y que invita al descanso.

Algunas de las localidades costeras más visitadas son Noia, Cambados, Sanxenxo, Pontevedra, Baiona y Vigo. El recorrido por la costa permite conocer pequeños pueblos marineros, joyas históricas y grandes ciudades, en todos ellos es fácil disfrutar en cualquier época del año.

Los amantes de la gastronomía no deben perderse una visita a las Rías Baixas, tradicionalmente conocida como la mejor zona gastronómica de Galicia. Los pescados y mariscos son la especialidad, recién llegados del puerto se cuelan en todo tipo de guisos y parrillas. Desde almejas y ostras crudas aderezadas únicamente con un chorro de limón, hasta truchas y salmones rellenos, sin olvidarnos del tradicional pulpo a feria. Todo esto regado por vinos de la D.O. Rias Baixas, que cuenta con casi 30 bodegas diferentes que producen vino y orujo de alta calidad.

No importa cuál es tu deporte acuático preferido, seguro que encuentras el lugar para practicarlo en esta zona de Galicia. Surf, submarinismo, windsurf, vela, rafting, kayak, esquí acuático e incluso pesca. Las aguas limpias y bravas del Atlántico permiten disfrutar plenamente del agua y liberar tensiones.

En Galicia también sale el sol, esos preciosos días despejados permiten pasar jornadas de playa en las que se puede disfrutar de mucho más que de agua, sol y paseos. Combinar un rato de sol con la visita a los puertos pesqueros para ver cómo se descarga la pesca del día es una experiencia difícil de olvidar.

Volver